Russell Marion Nelson

Elder-Russell-M-Nelson-mormon apostleRussell Marion Nelson es miembro del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (a menudo erróneamente llamada Iglesia Mormona).

INFANCIA

Russell Marion Nelson nació en Salt Lake City el 9 de septiembre de 1924.  Sus padres fueron Marion C. y Edna Anderson Nelson.  Russell es uno de los cuatro hijos de esta familia.  Él tiene dos hermanas, Marjory y Enid, y un hermano, Robert.

Russell proviene de una larga línea de pioneros mormones; sus ocho bisabuelos se unieron a la Iglesia Mormona en Europa y emigraron a Utah.  Con ese legado dejado por sus abuelos y padres, Russell ha llevado consigo su valentía y compromiso en su vida profesional y en su servicio religioso en la Iglesia Mormona.

Desde muy temprana edad, Russell aprendió a trabajar arduamente y a estar comprometido con cualquier tarea que emprendía.  A la edad de diez años, Russell comenzó a hacer recados para la empresa de publicidad de su padre.  Cuando creció y asistió a la escuela, trabajó a tiempo parcial en un banco, en una oficina de correos y en un estudio fotográfico.  Russell fue bendecido con una gran pasión por la música.  Su talento para tocar el piano y cantar lo llevó a los coros de la escuela secundaria y de la universidad y actuar en musicales presentados en sus escuelas.

EDUCACIÓN

Al terminar la escuela secundaria, Russell decidió asistir a la Universidad de Utah y estudiar medicina.  Obteniendo buenas calificaciones en sus estudios y siendo miembro de varias sociedades de honor, Russell recibió su licenciatura en 1945.  Continuando con sus estudios de medicina, pudo completar sus cuatro años de estudios en sólo tres años, y a la joven edad de veintidós años, en 1945, Russell se graduó con altos honores y el título de médico.

Después de su pasantía en la Universidad de Minnesota, el Dr. Nelson tuvo la oportunidad de trabajar en un equipo “durante tres años en el desarrollo de la primera máquina que podía realizar las funciones del corazón y los pulmones de un paciente durante una cirugía cardíaca.  En 1951, la máquina funcionó a la perfección durante la primera cirugía a corazón abierto en un ser humano”.

En 1955 el Dr. Nelson marcó un hito médico cuando realizó con éxito la primera cirugía a corazón abierto utilizando la máquina corazón-pulmón en Salt Lake City.  Él dijo: “Cuando comencé la carrera de medicina, nos enseñaron que no debíamos tocar el corazón humano, pues si lo hacíamos dejaría de latir.  Sin embargo, en Doctrina y Convenios 88:36 dice: “a todos los reinos se ha dado una ley”. Por tanto, sabía que aun la bendición del latido del corazón se basaba en algunas leyes. Y deduje que si se podían llegar a comprender y controlar, quizás se podrían utilizar para bendecir a los enfermos. Para mí, esto significaba que si trabajábamos, estudiábamos y hacíamos las preguntas correctas en nuestros experimentos científicos, podríamos llegar a conocer las leyes que gobiernan el latido del corazón.  Ahora, habiendo aprendido algunas de esas leyes, sabemos que podemos detener el latido, realizar reparaciones delicadas en las válvulas o vasos dañados, y después volver a activar el latido del corazón”.

Después de sus dos años de servicio en el Ejército de los EE.UU., el Dr. Nelson trabajó durante un año en Boston en el Hospital General de Massachusetts, y luego regresó a la Universidad de Minnesota durante un año y recibió su Ph. D. en 1954.

CARRERA MILITAR

El Dr. Nelson se enroló en el ejército para prestar dos años de servicio como médico durante la Guerra de Corea.  Sirvió en Corea, Japón y en Centro Médico del Ejército Walter Reed en Washington, D.C.

MATRIMONIO/FAMILIA

Cuando Russell estaba asistiendo a la Universidad de Utah, fue convocado para desempeñar un papel en una obra. Cuando llegó a la sala de ensayo, oyó una voz de soprano que le quitó el aliento. Cuando vio a la hermosa joven morena en el escenario, quedó fascinado. La presentaron como Dantzel White, la joven que se iba a presentar con él durante toda la obra.  Russell sintió que ella era la mujer más hermosa del mundo y tuvo la sensación de que se casaría con ella. Sin saberlo él, Dantzel sentía lo mismo.  Cuando volvió a su casa en Perry, Utah, ella anunció a su familia que había conocido al hombre con el que quería casarse.  Tres años más tarde, el 31 de agosto de 1945, Russell y Dantzel se casaron en el Templo de Salt Lake.  Esta familia fue bendecida con nueve hijas y un hijo.

Dantzel completó su educación en la Universidad de Utah con un título de licenciatura en enseñanza y enseñó en la escuela hasta el nacimiento de su primer hijo.

Durante esos años de carencias, cuando Russell estaba en la facultad de medicina y continuaba su carrera, su principal preocupación fue su familia.  Una vez el escritor de una revista nacional le preguntó como hacía todo, y Russell le explicó: “Creemos que nuestra meta principal en la vida es la de fortalecer a nuestra familia.  Participamos en el servicio a la Iglesia y la comunidad, en una educación continua y nuestra  profesión con el objetivo de proporcionar mayor desarrollo para nuestra familia”.

El escritor quedó sorprendido por la respuesta – “Pero al principio de nuestra entrevista me dijo que usted y su esposa siempre habían tratado de obedecer el mandamiento [en Mateo 6:33] ‘Buscad primeramente el reino de Dios’. Y ahora me dice que la familia está primero”.

Russell continuó: “Pensó que me había atrapado. Pero simplemente le repasé la lista de prioridades que había establecido hacía mucho tiempo, y le respondí: ‘No puedo buscar el reino de Dios sin primero amar y honrar a la familia que Él me ha dado.  Y no puedo honrar a esa familia sin amar y cuidar primero a mi esposa’”.

Russell siempre dio crédito a su esposa, mientras que Dantzel siempre dio crédito a Russell.  Russell dijo que su amada Dantzel era el corazón de la casa. Ella nunca se quejó. Dantzel amorosamente declaró: “[Russell] me hace sentir que soy lo más importante en su vida.  Nunca permitió que los niños fueran descorteses o me respondieran de mal modo. Y siempre dice: ‘mamá es la reina de la casa.  Lo que ella quiera, es lo que se hace’. Siempre he tenido ese apoyo de su parte”.

La vida familiar en el hogar de los Nelson se dedicó por completo a cada persona. Cuando Russell estaba en casa, realmente estaba en casa, lo que significa que no veía televisión, sino que ayudaba en la preparación de los alimentos y a lavar los platos, y ayudaba a los niños con la tarea y se aseguraba de tener un tiempo con cada uno de los niños.  Cada niño comparte que nunca puso en tela de juico el amor de su padre hacia ellos, cada uno sabía que era “su hijo favorito”.

La tristeza golpeó a la familia Nelson cuando Russell y Dantzel perdieron a su amada hija Emily, quien dejó a cinco niños huérfanos.  Aunque los tiempos fueron difíciles, la familia Nelson se unió, motivándose unos a otros y compartiendo su amor y las experiencias de Emily con los demás.  Esta experiencia unió mucho más a la familia.

En febrero de 2005, la tragedia afligió nuevamente a la familia Nelson cuando la amada esposa de Russell, Dantzel, falleció inesperadamente con su esposo a su lado.  Catorce meses más tarde, Russell se casó con Wendy Watson, profesora de terapia matrimonial y familiar en la Escuela de la Vida Familiar en la Universidad Brigham Young.

CARRERA

Al término de su servicio en las fuerzas armadas y tras recibir su Ph. D., Russell y su familia, que para ese entonces incluía a cuatro hijas y un quinto a punto de llegar, el Dr. Nelson comenzó su trabajo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah.  Como profesor asistente de cirugía, continuó en la investigación, la docencia y la cirugía.

En 1959, el Dr. Nelson dejó la Universidad de Utah para dedicarse a la práctica privada.

El año 1965 trajo una inesperada oportunidad para el Dr. Nelson.  Se le pidió que asumiera el cargo de profesor de cirugía y director de la División de Cirugía Torácica y Cardiovascular en otra universidad importante.  La oferta incluía un sueldo generoso y un acuerdo para pagar exclusivamente la educación universitaria de todos sus hijos.  La oferta era abrumadora, y Nelson estaba dispuesto a aceptar, pero, después de consultar con el entonces presidente de la Iglesia Mormona, David O. McKay, declinó la oferta.  Sin saber las razones, simplemente dijo que no sentía que estuviera bien.

El mayor reto del Dr. Nelson se presentó cuando estaba asistiendo a una conferencia de área de la Iglesia Mormona en Inglaterra. El élder Spencer W. Kimball, quien asistía a la conferencia también, le mencionó a Russell las dificultades que estaba teniendo con su corazón. Cuando regresaron a casa, las pruebas demostraron un deterioro de la válvula aórtica y una obstrucción peligrosa en una de las arterias del élder Kimball. El Dr. Nelson explicó: “Los riesgos de un reemplazo de válvula aórtica en un hombre de setenta y siete son altos. Los riesgos de una operación de injerto coronario en un hombre de esa edad son altos. Combinar ambas operaciones agravaría enormemente el riesgo de cualquiera de las dos”. La cirugía era arriesgada, al igual que no hacer algo. En la víspera de la cirugía, una bendición del sacerdocio fue dada tanto al élder Kimball como al Dr. Nelson. Al Dr. Nelson se le prometió que la operación se realizaría sin error y que no tenía por qué temer. La cirugía se realizó sin complicaciones.

El Dr. Nelson se convirtió en una persona muy influyente a nivel local, nacional e internacional.  Sus servicios incluían desempeñarse como Presidente de la Asociación de Directores de Cirugía Torácica, de la Sociedad de Cirugía Vascular y de la Asociación Médica del Estado de Utah.  También prestó servicio como director de la Junta Americana de Cirugía Torácica, y en el Hospital SUD se desempeñó como presidente de la División de Cirugía Torácica y se desempeñó como vice-presidente de la junta de gobernadores.

A través de los años, ha recibido numerosos honores, incluyendo la Citación por Servicio Internacional de la Asociación Americana del Corazón y el Premio Placa Dorada de la Academia Americana de Mérito.

MISIÓN

Russell no tuvo la oportunidad de servir en una misión de tiempo completo cuando tenía diecinueve años debido a que Estados Unidos estaba en guerra.  No lo hizo, sin embargo, no permitió que eso le impida ser un misionero mormón en otros lugares. Buscó la oportunidad de actuar como misionero. Cuando otros se daban cuenta de que no era como los otros médicos y querían saber por qué, él les hablaba de la Iglesia.

SERVICIO RELIGIOSO

Durante los años de su formación y responsabilidad profesional, Russell sirvió fielmente en todas sus asignaciones de la Iglesia en la Escuela Dominical, quórum de sacerdotes,  obispados, sumos consejos y como misionero en la Manzana del Templo en Salt Lake City. Después, prestó servicio como presidente de estaca, ocho años como presidente General de la Escuela dominical para la Iglesia Mormona, y cuatro años como Representante Regional.

En abril de 1984, tuvo un llamado de la Primera Presidencia para que ser llamado al Quórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia Mormona.  La preparación, dedicación y devoción del élder Nelson en el campo de la medicina y el servicio en la Iglesia Mormona lo ha preparado para ser un apóstol del Señor Jesucristo. Con humildad, explicó: “Tengo una profunda y eterna fe en Dios y en su Hijo, Jesucristo. La obra en la que ahora estoy embarcado es la causa más importante del mundo.  Abarca todo, satisface y estimula.  Necesito realizar mi mejor esfuerzo, pues debo rendir cuentas de esta mayordomía”.

Comments

One Response to “Russell Marion Nelson”
  1. Khoudia dice:

    Hola, que bueno tener un templo en Trujillo, mi ciudad querida, soy de peru de la localidad de cartavio. Resido en Argentina y estoy muy contenta porque va a haber un templo alli y por ver la mano de Dios y las bendición que nos da, gracias a nuestro Padre Celestial.

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!


Derechos de autor © 2014 Historia Mormona. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.