1846-1857 Período de la migración al oeste


La migración hacia el oeste: los pioneros mormones y la colonización de Utah

(1846-1857)

handcart-pioneers-salt-lake-mormonEl trayecto de los pioneros mormones es uno de los episodios más inspiradores y desgarradores en la historia de los Estados Unidos y la historia mormona. Los mormones, ciudadanos estadounidenses, fueron expulsados de sus casas y forzados a caminar miles de millas desde Nauvoo, Illinois, localizada en el Río Mississippi, hasta el Valle del Lago Salado en Utah. Ellos fueron literalmente echados de su propio país, ya que Utah era en ese entonces todavía parte de México. Para muchos, la jornada no finalizó allí, ya que la Iglesia Mormona continuó estableciéndose en toda la región circunvecina, desde Chichuahua, México hasta Alberta, Canadá.

Mientras los primeros pioneros mormones dejaron Nauvoo en febrero de 1846, otro grupo de mormones dejó la ciudad de New York a bordo de un barco llamado el Brooklyn, bajo el liderazgo de Samuel Brannan. Iban para Yerba Buena (ahora San Francisco), en California, desde donde iban a hacer el viaje a Utah. La travesía duraba seis meses.

El 14 de junio, los mormones llegaron a Council Bluffs, Iowa, la cual llamaron Kanesville. Más tarde, ellos establecieron Winter Quarters a través del río en Nebraska. A finales de fin del año, todos los mormones quienes escogieron seguir al Quórum de los Doce Apóstoles habían dejado Illinois y se establecieron en Winter Quarters, o en los otros asentamientos temporales.

Los santos fueron expulsados de Illinois durante el invierno. Les llevó 131 días cruzar las 300 millas a través de Iowa (un año después, les tomaba sólo 111 días hacer el resto del camino al Lago Salado). La severidad del clima del invierno, sin embargo, les impidió a los santos atravesar el congelado río Mississippi. Los santos que no estaban preparados se volvieron una carga para aquellos que emprendieron el viaje con una provisión de comida, la inanición era una amenaza.

Algunos santos empobrecidos permanecieron en Nauvoo, y fueron echados más tarde. En el siguiente invierno, el cuartel general de la Iglesia estaba en Winter Quarters, Nebraska, y cerca de 4,000 santos se habían congregado allí. Miles de otros habían acampado en Iowa, algunos iban en su camino a California, y cerca de 1,500 estaban en St. Louis. Los santos estaban más diseminados y desorganizados como nunca lo habían estado. Solamente la genialidad de Brigham Young, llamado “el Moisés moderno,” y otros líderes capaces, mantuvieron el gobierno y los programas de la Iglesia para organizar y dirigir a los santos.

El invierno fue rigoroso en Winter Quarters y muchos estaban enfermos y cerca de morir de hambre. Los santos sufrieron malaria, neumonía y tuberculosis durante el verano; escorbuto y congelación en el invierno. A principios de 1847, Brigham Young recibió una revelación de cómo organizar el viaje hacia el oeste. Se les aconsejó establecer grupos con capitanes y construir estaciones de descanso a lo largo de la ruta. También se les ordenó cantar canciones y bailar cuando estuvieran felices y a orar cuando estuvieran tristes. Fue en Iowa que un pionero mormón, William Clayton, rebosante de alegría al escuchar las noticias que su esposa acaba de dar a luz, escribió la famosa canción “Santos Venid,” la cual cantarían los mormones mientras cruzaban las planicies.

Mientras los mormones residían en Council Bluffs, el ejército de Estados Unidos se acercó a Brigham Young. Irónicamente, mientras el gobierno rehusó defender o ayudar a los mormones expulsados, ahora ellos solicitaban 500 hombres para formar un batallón para pelear en la guerra México-Estados Unidos. Aunque reconocieron la ironía de la situación y los juicios que podrían resultar al enviar a los hombres, Brigham Young estuvo de acuerdo, ya que la paga del soldado ayudaría a los pioneros empobrecidos. Los quinientos hombres del Batallón Mormón salieron rápidamente. Brigham Young profetizó que ellos no verían la batalla, si no que finalmente se reunirían a salvo con sus familias en Utah. Esa profecía se hizo realidad, pero sólo después de los hombres, y unas pocas mujeres que rehusaron irse sin sus esposos, soportaron la marcha más larga de infantería en la historia de los Estados Unidos…más de 2,000 millas. Al fin llegaron a San Diego, donde todavía se encuentra un monumento en su honor. Durante el trayecto, los únicos problemas que tuvieron fue con un capitán irrespetuoso asignado a vigilarlos, se enfermaron, lo que causó que algunos salieran y fueran a Pueblo, Colorado, y una escaramuza con un bisonte. El Batallón Mormón no sólo ayudó a los pioneros mormones, si no que también motivaron la Fiebre del Oro de California de 1849, donde varios miembros del Batallón encontraron oro en Sutter’s Mill, mientras trataban de ganar suficiente dinero para irse a Utah.

En abril de 1847, Brigham Young y su grupo de avanzada dejaron Winter Quarters. Otros grupos lo siguieron detrás. Este grupo marcó la ruta mormona hacia Utah. Los primeros exploradores llegaron al Valle del Lago Salado el 21 de julio de 1847, pero el grupo principal llegó el 24 de julio de 1847, el cual todavía se celebra como el Día del Pionero en Utah. En ese día, Brigham Young, confinado en una carreta a causa de enfermedad, se sentó en su cama, miró al Valle del Lago Salado, y dijo, “Este es el lugar, sigan conduciendo.”

Los hombres y mujeres de esta compañía inmediatamente sembraron cultivos, así podían tener trigo fresco antes del invierno. Brigham Young y otros escogieron y dedicaron la tierra para el Templo del Lago Salado y regresaron a Winter Quarters. Llegaron justo antes del invierno. Ese diciembre, en Council Bluffs, Iowa, los miembros de la Iglesia, sostuvieron y aceptaron a Brigham Young como el segundo presidente de la Iglesia, un profeta, vidente y revelador del mundo.

La primavera siguiente, Brigham Young y otras compañías regresaron a Utah. La crisis atrapó a los nuevos colonizadores ya que enjambres de grillos, luego llamados grillos mormones, atacaron sus cosechas en junio de 1848. Después de mucho orar y ayunar, bandadas de gaviotas llegaron y se comieron todos los grillos, vomitándolos y luego regresaron a comer más. Los pioneros mormones reconocieron esto como un milagro. Más tarde, un monumento se erigió por este acontecimiento en la Manzana del Templo en la ciudad del Lago Salado, y la gaviota se convirtió en el ave del estado.

Los años siguientes transcurrieron de manera similar, mientras más y más pioneros mormones cruzaban las Grandes Planicies y llegaban a Utah. Se establecieron pueblos en todo el camino a Utah. El trabajo misional continuaba y, a finales de 1849 y 1850, habían más mormones en Europa que en América, con más de 17,000 sólo en Inglaterra. El Libro de Mormón fue traducido a cada idioma principal europeo, así como también a hawaiano, ya que la Iglesia Mormona creció rápidamente en Hawaii también. La Iglesia Mormona inició un periódico, The Deseret News, estableció iglesias, escuelas, y un gobierno. En septiembre de 1850, el presidente Millard Fillmore nombró a Brigham Young como el gobernador territorial. Los mormones llamaron a un pueblo Fillmore, en honor a él. Este, por un tiempo, fue la capital territorial, hasta que el crecimiento del Lago Salado y la centralidad de su población hizo que fuera una elección natural. En 1851, la Iglesia estableció la Universidad de Deseret, la cual ahora se llama la Universidad de Utah.

En agosto de 1852, la Iglesia públicamente anunció, por primera vez, la práctica de la poligamia mormona, o matrimonio plural como lo llamaban los mormones. Esta publicación se convirtió en el enfoque de todos los ataques y la persecución del mormonismo por los siguientes cuarenta años. Sin embargo, los mormones continuaron fundando pueblos en todas partes de Utah, Arizona, Nevada, Wyoming, Colorado y Idaho. Para ayudar a los mormones pobres que venían de Europa, la Iglesia Mormona estableció el Fondo Perpetuo de Migración en 1849. Este programa daba dinero a los inmigrantes mormones y les ayudaban a establecerse en el Oeste. Una vez que ellos podían empezar a ganar dinero, ellos pagaban lo que habían recibido. Entonces ese dinero se les daba a otros inmigrantes. El Fondo Perpetuo de Migración ayudó a decenas de miles a trasladarse a Utah. Con el tiempo, al permitir a más colonizadores llegar, la Iglesia empezó a tener a algunos pioneros que usaban carros de mano en lugar de las carretas, para cruzar las planicies de Utah. Brigham Young supuso que la distancia era caminable, y aquellos que no podían comprar carretas y bueyes, entonces podían caminar la ruta. Mientras que la mayoría de los mormones lo hicieron a salvo y aún felizmente con los carros de mano; dos compañías, las compañías de carros de mano de Martin y Willie de 1856, salieron atrasados y usaron madera verde en las ruedas. Ya que la madera no fue debidamente curada, las ruedas se rompían a menudo. Tuvieron retrasos por esto y los efectos de un invierno prematuro, los obligaron a esconderse en Martin’s Cove en el oeste de Wyoming. Muchos murieron de congelamiento antes de que Brigham Young organizara los esfuerzos de rescate para salvarlos, en noviembre de 1856. Miles de mormones continuaron emigrando con carros de mano y carretas hasta que el ferrocarril transcontinental fue terminado en 1869.


Derechos de autor © 2014 Historia Mormona. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.